miércoles, 23 de noviembre de 2016

LA ALEGRIA DE DOS NUEVOS SACERDOTES

Asturiano en Benin: LA ALEGRIA DE DOS NUEVOS SACERDOTES
El día de Cris...

El día de Cristo Rey, durante la clausura del Año de la Misericordia, tuvimos la alegría de vivir la ordenación sacerdotal de los diáconos procedentes de nuestra parroquia. Llevábamos mucho tiempo  esperando este día.
Es la alegría de ver como Dios va haciendo su obra muchas veces a pesar de nuestras debilidades y limitaciones. Es la alegría de ver que en comunidades recién evangelizadas ya no solamente hay un aumento de cristianos y de catequistas laicos entregados a su labor evangelizadora, sino que ahora ya salen de ellas sacerdotes locales, de su propia cultura y lengua.
Es la alegría de los misioneros que ven que en esta diócesis de Ndali el Evangelio poco a poco va arraigándose en esta tierra y que podrá ir constituyendo nuevas parroquias porque ya cuenta con más sacerdotes salidos de su seno. 
Llegará el momento y ya ha llegado en que estas nuevas y jóvenes iglesias se convertirán ellas mismas en misioneras. 




viernes, 4 de noviembre de 2016

DESDE CUBA ,JUVENTINO RODRIGUEZ


Mis saludos desde estas tierras del oriente cubano.
Como me comprometí en mi visita del mes de Julio a enviarles alguna noticia de mis tareas misioneras… me ha parecido oportuno enviarles esta sencilla crónica de la Fiesta de San Antonio María Claret, celebrada en esta inmensa Parroquia Purísima Concepción de Ti Arriba.   
Celebran fiesta de San Antonio María Claret en Songo La Maya y II ...
Aunque soy nacido en Valdespino Cerón (León), mi familia ya lleva muchos años por Oviedo. Soy Misionero Claretiano y siempre estuve por Extremadura, Andalucía y Canarias y ahora por estas tierras cubanas.
                               Buena tarea misionera para todos.
                                 Fraternalmente.
                                                                                    Juventino Rodríguez.cmf.



viernes, 28 de octubre de 2016

SUSANA ALONSO MANGAS,MISIONERA TERESIANA EN ECUADOR

Carta a Pedro Tardón. Delegado de Misiones de Asturias


Mi querido amigo:
Esta mañana, cayendo un fuerte aguacero, de esos que hacen cortina de agua, ¡por suerte estaba bien cobijada!, recordé que tengo una deuda en este MES MISIONERO. A decir verdad “varias deudas”… En primer lugar con Dios que me ha regalado esta vocación misionera teresiana,   que me abraza misericordiosamente en mis torpezas y debilidades haciéndome tan feliz en el seguimiento a su Hijo Jesús, en medio de este contexto (¡tan rico y tan pobre!) de selva tropical amazónica ecuatoriana frontera con Colombia, entre poblaciones  campesinas e indígenas de las que cada día aprendo tanto. En segundo lugar a mi familia de la que he recibido y recibo tantos gestos de cariño, respeto y apoyo en esta mi “locurina” e inusual vocación misionera. Por otro lado siempre me he sentido enviada desde mi iglesia local de Asturias, en concreto de las comunidades parroquiales y los colegios  donde conocí y aprendí a amar a Jesús y a su Madre María, ¡la Virgen de Covadonga!, sí  esa:¡La Santina!, y mi familia religiosa: la Compañía de Santa Teresa de Jesús.


Ahora  a mis 55 años sé que esta felicidad que vivo es fruto de ser fiel a la llamada de dar gratis lo que gratis he recibido, por ello me dedico a “hacer conocer y amar a Jesús” en estos recintos alejados, olvidados, pobres y sencillos donde la solidaridad hace el milagro cada día de sentir que todas las personas somos familia, que tenemos la dignidad de ser hechos a imagen y semejanza de Dios, ¡que nos habita!.. Por ello Nada de lo humano nos es ajeno. Como misionera lejos de mi “tierrina” no me he sentido sola, sufro y gozo con las penas y alegrías de la gente, ¡de esta gente! con la que camino y comparto tierra, techo, mesa y Eucaristía, luchas sociales, y  Palabra de Dios que nos conforta,  nos ilumina y  lleva a Jesús.

Estoy agradecida también a tantas personas que,  me ayudan y nos ayudan, con su oración y  con su aporte económico, a pesar de la crisis… A través de ti quiero hacerles llegar este ¡GRACIAS! Porque el ser Iglesia es sentir que somos FAMILIA, que todos estamos llamados a ser MISIONEROS en nuestro propio ambiente o fuera de él, y esta es la VOCACIÓN que hemos de recordarnos: NO HAY MISIÓN SIN MISIONEROS, La Misión… es la gran Obra de Misericordia. Estamos llamados a una nueva “salida misionera”  y a cuidar nuestra Casa Común. Que El Señor nos ayude, bendiga y acompañe en esta misión. Con cariño. Susana



martes, 25 de octubre de 2016

Decenas de niños participan en la colecta del Domund


  Decenas de niños de Candás participaron el domingo en la colecta del Domund, que este año tenía como lema "Sal de tu tierra". Los pequeños recorrieron las calles de la capital carreñense para colaborar, dentro de sus posibilidades, con la labor misionera, en una jornada en la que cambiaron sus juegos habituales por las huchas y la solidaridad.
Publicado en La Nueva España