lunes, 14 de agosto de 2017

DIA DE LA MISION DIOCESANA


      
     

Queridos hermanos y hermanas: paz y bien.

Tengo una remembranza misionera que me presta recordar con todos vosotros, cuando por primera vez me acerqué a uno de los puntos de misión diocesana que tenemos en este momento: Benín. Efectivamente, hace cinco años fui por primera vez a nuestra misión diocesana de Bembereké. Hice un pequeño diario de aquella visita inolvidable. Iba vacunado para casi todo, pero no para Dios, y estaba dispuesto a que me “contagiase” sorprendiéndome en cada momento y en cada rincón. Al final de aquel periplo misionero puedo decir que realmente el Señor supo sorprenderme cuando me permitió asomarme a tantas realidades, rostros, desafíos, que hacían que ya no pudiese ver mi cotidiana aventura del mismo modo. Fue una gracia de Dios.
            No es la impresión fugaz de algo impresionante. Es algo que queda grabado a fuego dentro de tu alma, y que no puedes olvidar ni quieres. Dios tiene piel negra. Dios tiene problemas de agua, de alimento y de vivienda. Dios necesita tener iglesias. Dios quiere ser educado en aquellas lenguas, con esa cultura, con esos modos y maneras. Dios tiene una gracia que repartir a aquellos sus hijos, y una Buena Nueva que contarles. Dios está allí… y en aquellos hermanos nuestros nos espera.
            Doy gracias al Señor y me pongo bajo la mirada de nuestra Santina de Covadonga, para que esta dimensión misionera de nuestra Iglesia Diocesana de Oviedo, despierte el compromiso evangélico más puro y más generoso y sincero. No se nos pide dar lo que nos sobra, sino incluso aquello que estamos necesitando para nosotros mismos. Como la pobre viuda del Evangelio, cuyo gesto no pasó desapercibido a los ojos de Jesucristo.
            Por eso, en los diversos lugares donde la diócesis de Oviedo alarga su presencia misionera a través de vosotros nuestros hermanos y hermanas que habiendo nacido en Asturias, habiendo recibido la fe en nuestra tierra y crecido en ella, llegó un momento en el que os sentisteis llamados y enviados para llevar el Evangelio de Jesucristo allá a donde la Providencia divina os fuera enviando.
            Bembereké es una realidad, muy querida, pero no es la única en la que tenemos misioneros y misioneras asturianos llevando la Buena Noticia. La gratitud se dilata hacia cada uno de estos hermanos nuestros y damos gracias rendidas al buen Dios por su entrega mantenida en el tiempo en tantos lugares de nuestro universo mundo: América, Asia y África son los espacios en los que ellos viven misioneramente la fe, la caridad y la esperanza de la entrega cristiana.
            Quiera el Señor mantener en todos vosotros la ilusión del primer momento y la lozana disponibilidad de quien como Abraham dejó su tierra para aventurarse como peregrinos a ir hacia la tierra que el Señor siempre muestra como camino. En este día de recuerdo de nuestra Misión Diocesana, pedimos a San Melchor de Quirós que os de fortaleza espiritual para seguir escribiendo con la tinta de Dios esa página misionera de nuestra Diócesis.
            El Señor ha estado grande. Nosotros estamos contentos. Él os bendiga y os guarde.


+ Fr. Jesús Sanz Montes, ofm
Arzobispo de Oviedo


lunes, 31 de julio de 2017

San Melchor, guía para las misiones

Sacerdotes y religiosos se reúnen en el pueblo del santo asturiano por el aniversario de su martirio, para agradecer la labor de los evangelizadores en el mundo y pedir más vocaciones
Cortes (Quirós), Á. Suárez 29.07.2017 | 04:01 (publicado por La Nueva Espña)

Sacerdotes y misioneros, ayer, en Cortes. Por la izquierda, Francisco Rodríguez (Candamo), Fernando Fueyo (El Coto), Miguel Ángel Coviella (Cortes), Ignacia Álvarez (misionera en Brasil), Carmen Fernández (misionera en Guatemala), Jesús Porfirio Álvarez (director del Archivo Diocesano), Araceli Revuelta (misionera en Bolivia), Segundo Gutiérrez (Carbayín), César Rodríguez (Seloriu), Sotero Alperi (Teverga), José Antonio Álvarez (Fátima-Gijón ), Agustín Muguruza (antiguo misionero en Zimbabue), Luis Ricardo Fernández (delegado de pastoral sanitaria), Luis Miguel Menes (antiguo misionero en Burundi), Pedro Tardón (delegado de Misiones), Eladio González (misionero jubilado de Burundi), Jorge Fernández Sangrador (vicario general), Fermín Riaño (misionero en Tailandia), un vicario africano invitado a la ceremonia y José Manuel Álvarez (Santa Cruz de Jove). En cuclillas y por la izquierda, Alejandro Rodríguez (misionero en Benin), Jesús de la Vega (delegado de Cáritas), Marcelino Garay (San Melchor-Oviedo) y Juan José Llamedo (Olloniego).FERNANDO RODRÍGUEZ


En realidad, no debemos olvidar que todos somos misioneros desde el bautismo", afirma Ignacia Álvarez, religiosa originaria deAllande, pero que lleva 42 años evangelizando en Brasil. Álvarez acudía ayer a Cortes, una pequeña aldea de montaña sumergida en el mar verde de las Ubiñas, al sur del concejo de Quirós, para celebrar la fiesta de los misioneros. Y es que este recóndito pueblo de poco más de 40 habitantes, se conoce por ser la cuna del primer santo asturiano y a la par patrono del concejo: San Melchor de Quirós.
Transcurridos 159 años después del óbito del mártir quirosano, decenas de fieles llegados de todo el Principado se congregaron ayer en el Santuario del pueblo para reconocer la labor de los religiosos por el mundo. Y es que Fray Melchor fue misionero, quizás el más famoso de la región. El ahora santo pasó gran parte de su vida en Tonkín (Vietnam), ciudad de la que fue obispo, y donde acabaría falleciendo tras ser torturado por el emperador del territorio asiático.
Por eso eran varios los misioneros y misioneras, todos con algún vínculo asturiano, que durante la mañana acudieron al templo quirosano. Acompañados por el vicario general, Jorge Juan Fernández Sangrador, y por el delegado episcopal de misiones, Pedro Tardón Muñoz, los religiosos oficiaron una emotiva eucaristía para celebrar "la entrega a la verdad con mayúsculas que se confecciona en Cortes", dijo el Vicario. También numerosos sacerdotes se acercaron a Cortes a participar en la misa y "agradecer la labor desinteresada de los transmisores de la Palabra de Dios".
Algunos de estos evangelizadores fueron subiendo al altar del Santuario para hablar a los presentes de sus trabajos en el extranjero. La más veterana era Araceli Revuelta, religiosa dominica de 96 años, de los cuales lleva 63 en Bolivia. "Tiene que haber más vocaciones, pero no solamente sacerdotales, sino también de los demás sacramentos", dijo Revuelta desde el púlpito.
Otro de los misioneros presentes era Fermín Riaño, sacerdote de Avilés, que lleva 26 años en Tailandia. Riaño entregó al párroco de Cortes un cuadro con la imagen de la Virgen aparecida en el territorio asiático donde vive. Todo con el fin de hermanar dos lugares totalmente opuestos en el globo, pero unidos por el espíritu de las misiones.
Los laicos también abundaron en la celebración. Tres autobuses fletados desde las principales ciudades asturianas y con parada en Bárzana ascendieron hasta la pequeña aldea. En total casi doscientos devotos acudían a celebrar la fesitividad animados por un soleado día y amenizados por las gaitas de la banda Teixo-Manolo Quirós. Acabada la liturgia, juntos tomaron una foto de familia, y gran parte de los asistentes se quedaron a comer en el concejo de las Ubiñas.
Una leyenda cuenta que Fray Melchor plantó dos árboles en su pueblo natal antes de viajar a Asia. Al llegar la primavera no dieron flor, pero coincidiendo con su martirio, en el mes de julio, florecieron repentinamente, para terminar secando con su muerte. Ayer, la comunidad que se reunía en Cortes lo hacía con ese mismo espíritu, el de plantar más árboles como el que en su día plantó el primer santo asturiano.

martes, 4 de julio de 2017

DIA DEL MISIONERO ASTURIANO

El 28 de julio, festividad de San Melchor de Quirós (patrono de Asturias Misionera) Tendremos en Cortes(Quiros)pueblo natal del Santo, el encuentro anual de los misioneros Asturianos.
En celebración nos acompañarán  misioneros que se encuentran en días de vacaciones y  antiguos misioneros asturianos que prestaron sus servicios en misiones. Al grupo se unen también familiares, amigos y  colaboradores de la animación misionera en Asturias. 
Los interesados en asistir contactar con la Delegación de Misiones:
Tlfno: 985.20.42.77

           Misiones2@iglesiadeasturias.org




jueves, 1 de junio de 2017

Ha fallecido en Veracuz (Mexico) el padre Félix Rubio Camín (padres Paules)


Natural de Gijón
El P. Félix siempre ha sido un personaje entrañable, a pesar de haber estado enfermo, siempre ha dado muestras su buen humor y tras su blanca barba siempre había una gran sonrisa.
El P. Felix junto a su hermana Conchita en la Delegación de Misiones

Al año siguiente de ordenarse se marcho de misionero a México, donde paso 56 años.
Estuvo “veintitantos años “ en misiones populares con los campesinos.
También fue enviado durante 12 años a la diócesis de Túla (en la sierra), donde ejerció como Delegado de Misiones.
Al cumplir los 75 años, le destinaron a la parroquia de “La Gran Madre de Dios” en Veracruz, en la cual ha seguido ejerciendo su labor pastoral hasta sus últimos días.
28 julio 2016,celebrando S. Menchor en Covadonga
El 28 de julio del pasado año (Festividad de San Melchor de Quirós, patrono de Asturias Misionera), tuvimos la gran dicha que nos acompañase, junto con otros misioneros, a festejar un día tan especial a los pies de La Santina en Covadonga.
Estamos seguros de que estará gozando ya del amor del Padre y que desde allí interceda por todos nosotros y la labor misionera. Tengámosle presente en nuestras oraciones